Acercándome al Reiki

Buscando una manera de dar energía a las clientes de estética, tarea que realicé por muchos años, me hablaron de una técnica para pasar energía, y no perder la propia. Era REIKI.


Fui a una charla y demostración con una amiga que me pidió que la acompañara, ella estaba recuperándose de un cáncer de mama.

Fue modelo para la recepción de la Energía. ¡Se sintió tan en paz, dentro de su corazón, que quedé maravillada!

Demoré casi un año, antes de tomar el 1º Nivel de Reiki Usui. En esos tiempos, los talleres insumían todo un fin de semana.

Cuando estaba por recibir la primera sintonización  de las cuatro que se imparten en el primer nivel, en mi interior pensaba, ¿qué será esto? ¿dónde me metí?….y me encomendé al Supremo para que me proteja.

El Maestro de Reiki, tocó mi cabeza, luego mis manos, y sentí el calor intenso de las suyas, luego supe que dibujó símbolos y con el toque, los hacía entrar en mi campo energético.

Recibí las tres restantes sintonizaciones. Hicimos una práctica, y tan grande fue mi sorpresa, cuando comenzó a fluir energía de mis manos, ¡y los demás lo percibían! Pensé: Este asunto funciona!

Llegué a contar los segundos en que comenzaba a fluir de mis manos ese calorcito. ¿Loco, no?

Persona que se prestaba, perros también, ahí estaba yo, apoyando mis manos con intención de poner Amor y Luz.

A los 3 meses, iba a poder asistir al seminario de 2º nivel. Entretanto, cavilaba en cómo juntaría el dinero. En esos tiempos, tenía un costo importante. Sobre la fecha, me invitan a asistir al seminario, y a los tres días, me llamó una amiga, a la que le había prestado … justo esa cifra, hacía ya un tiempo y lo daba por perdido. ¿Cuándo te alcanzo el dinero que me prestaste el año pasado?  Ups… ver para creer.

Y allá fui, a recibir mi segundo nivel con gran entusiasmo. Ya podía enviar sanación Reiki, a distancia.

Pasados todos estos años, y con varias maestrías, me pregunto cómo explicarlo de modo simple, ¿qué es?, estar en una camilla, relajado y recibiendo la Energía del Universo.

Gracias a muchos Maestros, que han divulgado el Reiki, ya casi todo el mundo conoce de que se trata.

Recordemos que Reiki es útil en todo lugar y cualquier momento del día. Sus aplicaciones son infinitas: en lesiones físicas, emociones conflictivas, crisis súbitas, dolores, malestares crónicos, son sólo ejemplos.

Decía Kryon, hace tiempo: cuando el 0.5% de la población del planeta, se acerque a la espiritualidad, se producirá un efecto dominó en el resto de la población. Y no se habla de religiones, pues el Reiki no se relaciona con ninguna. Simplemente pensar en que hay una Fuerza superior, que mantiene el orden en el Universo.

Alicia Neumann de Vanoni – Alivan